CATÓLICOS APOSTÓLICOS NACIONALES – Ecuador | Monseñor Vallejo (ICANDE) reflexiona sobre la segunda semana de la Cuaresma.

Posted on Actualizado enn

banner_catolicosnacionales_semanasanta_chico

Jesus_desierto

Por Monseñor Arturo Vallejo Nieves
(Obispo Primado de la Iglesia Católica Apostólica Nacional de Ecuador)

Mis queridos hermanos y hermanas: continuamos en este camino de preparacion para la Semana Santa y en este sgundo domingo de cuaresma el Evangelio nos invita a reflexionar sobre otra de las tentaciones que podemos tener… la tentación de la comodidad y la pasividad. En el diario “corre corre” no nos queda tiempo para la oracion, que es la invitacion que nos hace el Señor. Siempre es necesario buscar un espacio para orar, para “tratar de amistad, estando muchas veces a solas con quien sabemos nos ama”.
Eso es orar. Buscarnos un tiempo para conversar con Dios. Ojo, conversar con Dios no para rezar, no para repetir oraciones ya hechas y establecidas. Eso no es orar. Eso es rezar, y orar es dialogar con Dios. Desnudar nuestro ser, nuestro interior, poner en las manos del Señor nuestra vida, nuestros sufrimientos y nuestros dolores y cuando este momento es vivido a intensidad, corremos el riesgo de decir “Señor que bien estamos aquí…”.
Esa es la tentacion. Señor, que bien estamos aquí quedémonos quietitos en un “profundis meditativo” y olvidémonos del mundo. Quedémonos aquí, qué nos importan los demas, qué importa lo que pasa en nuestro alrededor, qué importa lo que pasa en la familia. “Que bien estamos aquí, hagamos tres chozas” yo no importo, quedémosnos aquí. Y es que encontrarse con el Dios de la Vida, en diálogo custionante, es gratificante y reconfortante… Es muy agradable en un tiempo de interiorizacion dejarle hablar a Dios y sacudir nuestra cómoda vida, pero al mismo tiempo que es gratificante porque tambien a nosotros nos resuena las palabras del Dios de la Vida “éste es mi hijo amado, escuchadle” y uno quisiera quedarse allí, para siempre…., la palabra del Señor es una invitación a sacudir nuestra comodidad y regresar a lo cotidiano de la vida, fortalecidos con es “este es mi hijo amado escuchadle”, para compartir con los hermanos y transformar la vida.
Tenemos que buscar momentos de oración, para regresar el mundo, a lo cotidiano del trabajo, de la vida, de la pareja y fortalecer a los que están a nuestro lado, sintiéndonos amados por el buen Dios. No nos convirtamos en enemigos de la cruz: hay muchas personas, familias, comunidades que van a la misa del padrecito tal o del padrecito cual porque qué linda, qué hermosa que es, pero luego salen de ella y sigue su vida como si nada hubiera pasado, como que el mensaje de salvación se quedó en el templo hasta la próxima semana y nosotros deberíamos decir como una bonita canción:
“saca a Dios de los templos, llévalo a la fábrica donde trabajas, porque Dios no es un Dios muerto…”
Dios nos pide encontrarnos con Él en la oración, pero para fortalecernos y seguir caminando siendo testigos de su presencia en medio de la comunidad. Que el Señor nos bendiga a todos en esta nueva semana. IN NOMINE PATRI, ET FILII, ET SPIRITU SANTO, Amén.

banner_catolicosNacionales_SEmanaSanta_2016

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s